¿Oficinas en el campo?

Oficinas en el campo. La sola idea pudiese parecer una locura, pero, ¿qué pasaría si te dijéramos que es una opción más que factible y posible? Nosotros tenemos una opinión al respecto y queremos compartirla contigo.

En el siguiente artículo hablaremos sobre cuáles son las ventajas y beneficios de trasladar las oficinas al campo. A medida que avanza el tiempo los espacios de trabajo cambian radicalmente y este pudiese ser uno de esos casos.

Oficinas en el campo, ¿es posible?

Hace unos años, especialmente antes de la era digital, seguramente nadie apostaría por trasladar las oficinas a los hogares. Después de todo, el modelo de las empresas y negocios ha funcionado por tanto tiempo que la resistencia a los cambios es entendible.

Pero así como el HomeWork, o por su traducción ‘trabajo en el hogar’, es una modalidad realista, también las oficinas en el campo. Y es que no hay nada como el estilo de vida que implica el campo, el cual puede traer diversos beneficios tanto para el ritmo como para la productividad.

Oficinas en el campo

En consideración a la pregunta planteada inicialmente, tenemos que responder con un rotundo sí, pero las razones son más profundas que eso y valen la pena conocer. Tener oficinas en el campo, alejadas de la frenética vida de la ciudad, es saludable para los trabajadores y ventajoso para los negocios.

Ventajas y beneficios de tener oficinas en el campo

Las personas que viven en el campo son más felices que el resto, de eso no hay duda. Existen beneficios importantes como el aire libre de contaminación ambiental y la tranquilidad que envuelve a la superficie alejada de la población. Pero, eso no es todo.

Es más saludable

La disminución de la contaminación ambiental y acústica en el campo, usando como referencia de comparación a la gran ciudad, es amplia. La vida en los terrenos alejados de la población suele ser beneficiosa para el bienestar de los trabajadores, especialmente quienes tienen problemas médicos.

Menos estresante

Vivir en la ciudad implica una rutina: despertarse, preparar la comida, vestirse, tomar el transporte público si no tienes vehículo propio, luchar contra las largas colas de tránsito, procurar llegar a tiempo y, luego, trabajar. En cambio, tener oficinas en el campo no requiere de todas las desventajas asociadas a la ciudad quienes inducen a los individuos a un ataque de estrés.

Menos distracciones

Y si los elementos estresantes de la ciudad cambian considerablemente al trasladar las oficinas al campo, también los objetos distractores. Entremos en contexto.

¿Qué te imaginas en un campo? Nosotros un paisaje con pocos elementos visuales y ruidosos. Cuando sacas de la ecuación a esos componentes distractores de la ciudad, la concentración aumenta.

Mayor productividad

En el mismo hilo de ideas, al hablar sobre la reducción de los elementos distractores automáticamente hay que mencionar a la productividad. Ya que aumenta por naturaleza. Un trabajador concentrado, tranquilo y saludable es capaz de alcanzar las metas de forma eficiente y en menor tiempo de esfuerzo.

Conclusiones sobre las oficinas en el campo

En conclusión, trasladar las oficinas al campo es una opción realista y beneficiosa que las empresas deberían plantearse si quieren aumentar su productividad y cuidar a sus trabajadores.

trasladar las Oficinas al campo

Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen problemas naturales. Aunque, siempre puedes invertir en equipos profesionales como los cortacéspedes y eliminar la hierba alta.  

Fuente del artículo: https://nomascesped.com/cortacesped/

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies