¿Por qué odiamos a Messi? Lo que debes saber de este discurso contradictorio

¿Por qué podemos odiamos a Messi? La respuesta nos la va a dar Adidas. Puede parecer evidente al terminar el anuncio (que pueden ver al final del artículo) que es porque es un triunfador. Pero el mensaje que quiere transmitirnos Adidas no es ese en realidad. El verdadero motivo de por qué la gente odia a Messi es porque usa botas sensacionales de la marca Adidas.Pero vamos a realizar un análisis para ver los mecanismo de este sensacional anuncio.

El discurso eficaz de negar lo evidente

La figura principal del spot de Adidas es Messi. La narración se centra en dos vertientes: una voz en off que realiza un discurso de negación. Y una narración visual que afirma lo que ha conseguido Messi a nivel de triunfos. Todo ello irá mezclado con uno de los sentimientos irracionales más poderosos: el odio, que va a ser causado por la envidia.

Este spot está realizado con una técnica antitética de negación de lo evidente. A través de la repetitiva anáfora de la voz en off «nunca (never)…» se va dando cuerpo a un discurso en el que se le niega al protagonista la capacidad de alcanzar el éxito en el fútbol. Sin embargo, la imagen visual va contradiciendo en todo a la voz en off: sus balones y botas de oro, selección de Argentina…  Es esa lucha de mensajes contradictorios es  la que sostiene la narración y da la fuerza al anuncio.

El spot termina con un gesto de silencio de Messi, dándonos a entender que da igual lo que digan los demás, lo importante es lo que uno hace.

El mensaje que nos quiere remarcar Adidas con Messi tiene un valor añadido: si uno lucha por algo, puede conseguirlo a pesar de las dificultades. Y por ello te odiarán, al igual que te van a odiar por llevar sus botas.

Respuesta en la mente del receptor desde el inicio

El comercial de Adidas de Messi causa una respuesta en la mente del receptor desde el inicio. Al ser Messi un personaje conocido, el receptor sabe que lo que el anuncio dice es falso y que el protagonista ha conseguido todos esos éxitos. Por tanto se produce una especie de interacción, de resuesta activa desde el principio.

La marca como objeto de deseo

Adidas convierte su marca en un objeto de deseo. Además, si la usas, serás odiado. Pero serás odiado por ser un triunfador, por lo que el mensaje es totalmente positivo. A las personas le gusta ser odiadas por envidia.

Al estar representanda por la figura de Messi, lo que connota una imagen de triunfo y de éxitos, Adidas encarna estos valores y triunfos a ojos del receptor.

Otra de las características de este tipo de anuncios es que no necesita hacer una presentación del personaje, porque ya es conocido por todos. Por lo que se pueden ahorrar medios en la narración.

Con este análisis esperemos haber dejado claro por qué odiamos a Messi, al menos según Adidas. Aunque siendo juiciosos, ese quizás sea un motivo por el que casi nadie odie realmente a Messi. A no ser que seas Nike.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies