La importancia de gestionar una crisis de comunicación en una empresa

Todas las empresas, en algún momento, enfrentarán una crisis de comunicación. Es imposible saber cuándo o de qué tipo, pero sí anticiparse y minimizar el daño.

Las crisis son nocivas. Algunas pueden llegar a afectar el funcionamiento de las organizaciones y atentar contra su existencia.

No es algo que podamos silenciar o dejar pasar por alto. Es un elemento que toda institución debe trabajar.

En esta publicación te contamos qué es una crisis de comunicación y la importancia de gestionar una crisis de comunicación en una empresa para su supervivencia.

¿Qué es una crisis de comunicación en una empresa?

‘Crisis de comunicación’ es el término usado en las empresas para gestionar los eventos negativos que atentan contra la reputación, el bienestar del personal, los ingresos y la relación con los proveedores.

como hacer un plan de comunicación en crisis

Consiste en una serie de pasos planificados con anticipación para determinar el accionar ante crisis, de modo que tanto los encargados de la comunicación, como el resto de los trabajadores, respondan de la misma manera y minimicen las consecuencias negativas.

Importancia de gestionar una crisis de comunicación

Son muchas las empresas que, ante una crisis, toman la decisión de no pronunciarse. Prefieren silenciar una fuga de información, o comentarios negativos en redes sociales, antes que diseñar un plan de comunicación que defina el mensaje a transmitir al público.

Eso, evidentemente, no es la solución. Todo lo contrario. Es echarle gasolina al fuego. Pone en peligro la supervivencia de la empresa y la estabilidad de los trabajadores.

La decisión correcta en momentos críticos es la comunicación estratégica.

Gracias a un plan de comunicación para gestionar las crisis, tranquilizarás a las personas involucradas, minimizarás los daños según la naturaleza del problema, reaccionarás a tiempo antes de que la situación empeore y fortalecerás la imagen de la empresa.

De hecho, las crisis son oportunidades de crecimiento. Cuando una marca supera una crisis con éxito, gestiona correctamente una huelga de empleado, actúa ante un desastre natural o revierte una mancha en la reputación, vuelven más fuerte que nunca y crean una matriz de opinión positiva en el público.

Eso quiere decir que si tu plan de comunicación de crisis es efectivo, está bien definido y se transmite a tiempo, la organización crecerá, reforzará su imagen corporativa y podrá enfrentarse a los retos del futuro con mayor seguridad.

Consejos para gestionar una crisis de comunicación

¿Tienes miedo de que tu empresa enfrente una crisis y no sepas cómo gestionarlo? No te preocupes, si conoces las claves de las crisis de comunicación, y sigues estos consejos, actuarás con precisión en esos momentos cuando todo parece catastrófico y sin solución.

Planifica con anticipación

Imagina que estás trabajando como todos los días y, repentinamente, miles de comentarios negativos comienzan a llegar en la bandeja de Instagram. Parece que una matriz de opinión con base a un producto, o a un copy del texto, se viralizó y la imagen de la empresa quedó tambaleando en un hilo.

¿Qué haces? ¿Emitir un comunicado bajo la confusión, el miedo y el desespero?

Piénsalo: ¿qué puede salir bien bajo ese ambiente poco estable? Nosotros lo tenemos claro: nada.

Lo más inteligente es planificar con anticipación. Evidentemente, nadie quiere atravesar momentos de dificultades, pero por más que día a día refines tus operaciones, mejores tu producto, revises la comunicación de tus textos, simplemente pasarán.

Lo bueno es que podemos aprender de la experiencia de terceros y de nosotros mismos para planificar un programa de gestión de crisis de comunicación y actuar estratégicamente para apagar las llamas del incendio.

Piensa qué podría salir mal. Reúne eventos potencialmente negativos y escríbelos en una lista. Forma un equipo de personas con diferentes puntos de vista en la empresa: marketing, economía, recursos humanos, ventas, para que aporten, a través de una lluvia de ideas, los posibles problemas a los que podría enfrentarse la empresa.

Clasifícalos desde el más grande al más pequeño y cuando tengas todas las potenciales catástrofes, comienza a aportar soluciones. No deseches ninguna idea. Todo vale.

La finalidad de este ejercicio es plasmar los problemas y las soluciones para utilizarlos en el momento oportuno.

 importancia de gestionar una crisis de comunicación

Muévete rápido

El tiempo apremia. Mientras más dures en emitir un comunicado, y actuar para aplacar las matrices de opiniones, mayor será el golpe.

Eso sí, actúa rápido, pero de mantera inteligente. Apégate a la planificación estratégica. Sigue al pie de la letra tu plan de comunicación de crisis y avisa a tus empleados para que actúen en un mismo sentido.

Sé coherente

Todos los mensajes que emitas durante momentos críticos tienen que ser coherentes y consistentes. Evita decir algo hoy y otra cosa mañana. Eso te quitará credibilidad y empeorará la situación.

Si bien los comunicados no tienen que ser iguales, si tratar las mismas ideas, enfatizar en el mensaje principal y traer de vuelta las mismas soluciones a los problemas.

Analiza el resultado y crece

Si conseguiste con éxito gestionar una crisis de comunicación, felicitaciones. Enhorabuena. Pero, no te alegres tan rápido, no es el final. Todavía hay trabajo que hacer.

Es momento de analizar el resultado, identificar qué fue lo que funcionó de tu plan de comunicación, corregir las debilidades de tu cronograma, definir los tiempos de repuesta más oportunos y hacer retroalimentación con los trabajadores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies