¿Qué necesitas para montar una tienda online desde cero?

Debido al nivel de competitividad existente, emprender en el entorno online se torna cada vez más cuesta arriba; sin embargo, este no debe ser argumento para frenar la intención. Poner en marcha un e-commerce requiere dedicación y esfuerzo, así como el planteamiento de una estrategia clara.

Aunque la mayor inversión es en forma de tiempo, resulta elemental entender que lejos de lo que muchos piensan, demanda igualmente invertir dinero, la cantidad depende de muchos factores, siendo la plataforma elegida el más importante de ellos. Conoce la manera de crear una tienda online a la medida de tu presupuesto.

Básicamente, el proceso de creación de una tienda virtual se resume en 10 pasos elementales que debemos considerar dentro de cualquier plan de acción:

Establecer el nombre y el dominio

Entre los errores más recurrentes al momento de emprender cualquier proyecto online está tomar a la ligera la elección del nombre y dominio, cuando su elección impacta en la visibilidad y el establecimiento de la marca.

Tanto el nombre como el dominio deben ser descriptivos, cortos y simples,  facilitando que la audiencia objetiva pueda recordarlos y escribirlos sin mayor dificultad; asimismo, conviene que el dominó incluya alguna palabra clave, siendo esta la primera acción en la estrategia de cara a lograr un mejor posicionamiento en los buscadores.

Seleccionar una buena empresa de hosting

La velocidad es el aspecto decisivo en la experiencia de los usuarios y en el posicionamiento en los buscadores, resaltando lo indispensable de invertir en alojamiento web de calidad y con garantía.

Contratar un buen servicio de hosting reviste en la tranquilidad de disponer de una tienda online activa las 24h los 365 días del año y olvidarnos de caídas innecesarias del servidor, además de espacio suficiente y óptima velocidad de conexión.

Valorar la idea de integrar un Dropshipper de garantías

El método dropshipping se cuela entre las opciones estratégicas más utilizadas entre quienes desean olvidarse de los detalles que implica la logística de su e-commerce.

Que el distribuidor o mayorista se encargue del envío de los productos es la alternativa idónea cuando además de olvidar la logística, queremos evitar invertir en el stock de productos. Si bien los márgenes de ganancias serán menores, representa la solución para testear el producto.

Elegir un CMS diseñado para comercio electrónico

Aunque generalmente quienes se inician en el comercio online apuestan por un constructor de sitios web, los que nos aventuramos a la idea de un sitio independiente, necesitamos un sistema de gestión de contenidos de calidad.

Los CMS son herramientas de código libre llenas de funcionalidades, en la actualidad, existen muchos fiables y gratuitos, especialmente pensados para personas sin demasiados conocimientos técnicos. En la elección de uno u otro, conviene optar por el que venga pre-instalado en el hosting elegido.

Personalizar al máximo los productos

Otro error común en la creación de una tienda online desde cero es el de utilizar los catálogos de productos que ofrecen los mayoristas. Pese a lo bueno que suena subir el stock de forma automática, posicionarse en los buscadores requiere marcar la diferencia.

Ante la imposibilidad de ver los productos físicamente, los usuarios valoran a las tiendas online que ofrezcan detalles suficientes para imaginárselos. Ampliar la descripción con información acerca de su uso, agregar imágenes e incluso, adicionar videos, es lo que nos hará sobresalir.

Incluir la más amplia variedad de modalidades de pago

Ofrecer al menos 4 métodos de pago no solo brinda mayor comodidad a los posibles clientes, sino que incrementa su confianza. Aunque pagar con tarjetas de crédito sigue estando entre las opciones favoritas, la mayoría de las personas se fían de tiendas online que ofrecen método contra reembolso.

Asimismo, hay quienes prefieren la facilidad que brindan las transferencias bancarias, mientras otros valoran la disponibilidad de pasarelas de pago, y más considerando que PayPal se encuentra entre las formas más solicitadas en el entorno del comercio digital.        

Acompañar la tienda con un blog

Los especialistas en SEO para e-commerce coinciden en lo beneficioso que resulta crear un blog con el objetivo de atraer tráfico a las tiendas online; esto obedece a que no siempre es posible aportar contenido de valor u ofrecer descripciones largas en los catálogos de productos.

Disponer de un blog garantiza un espacio perfecto para promocionar los productos de forma directa o indirecta; asimismo, mientras hablamos de temas vinculados al sector, atraemos tráfico de calidad, facilitando la conversión de visitantes en clientes, y la fidelización de los ya disponibles.

Atender la situación legal

Aun cuando una tienda online minimiza el papeleo legal y los requisitos respecto a un establecimiento físico, esto no implica que podamos vender productos sin cumplir con ciertos lineamientos.

Como autónomo o empresa, la recomendación es crear una sociedad limitada, proceso que conviene dejar en manos de una gestoría. Del mismo modo, es necesaria la contratación de un seguro y estudiar las leyes vigentes respecto al comercio online, si no queremos lidiar con multas o sanciones.

Aprovechar las ventajas de las campañas publicitarias online

Basta con un poco de búsqueda para darnos cuenta la cantidad de opciones gratuitas que Internet pone a disposición a la hora de promocionar una tienda online, muchas de ellas incluso gratuitas.

Además de una forma económica de promoción, la publicidad online tiene a favor la disponibilidad de un modelo escalable y medible, existiendo un sinfín de herramientas de análisis que permiten evaluar el nivel de funcionalidad de las campañas a fin de corregir errores y evitar pérdidas innecesarias.

Trabajar el marketing digital

Listo, disponemos de un e-commerce funcional que ya consigue generar rentabilidad mediante ventas cerradas naturalmente o por cualquier sistema de publicidad, en este punto lo que resta es implementar una estrategia que maximice la visibilidad.

En un entorno tan competitivo como el online, dejó de ser suficiente tener la mejor tienda u ofrecer los mejores precios si nadie ve los productos; el marketing digital representa la alternativa indispensable para dar a conocer la marca, posicionarla e incrementar las ventas.

Desde la propuesta de ofertas especiales y concursos, hasta estrategias de redes sociales, email marketing y seguimiento personalizado de los clientes forman parte de las opciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies