La redarquía llega a Mediapost: una nueva forma de trabajar que favorece la innovación interna

/COMUNICAE/

La empresa ha llevado a cabo una transformación cultural a través del proyecto Acelera, incorporando nuevas metodologías de trabajo que favorecen la innovación y la solución de problemas complejos. Estas metodologías permiten a los trabajadores formar equipos redárquicos, en los que no hay jefes y todos aportan y se responsabilizan por igual.• El proyecto ha formado a los trabajadores en metodologías ágiles como Design Thinking, Lean o Scrum

Mediapost, la compañía líder en marketing relacional, se encuentra inmersa en el proyecto Acelera para realizar una transformación cultural de la empresa.

Este proceso de transformación comenzó en noviembre de 2018, motivado por un entorno competitivo y volátil en el que las necesidades surgen y cambian cada vez más rápido. Innovar en este ecosistema se ha convertido en todo un reto. “Hace tiempo entendimos que nos hacía falta un nuevo tipo de flexibilidad y adaptabilidad para crecer y ser capaces de compatibilizar innovación y resultados” cuenta Ignacio Pi, responsable global de Mediapost. “El mundo se mueve exponencialmente a una velocidad extraordinaria pero las compañías aún siguen un proceso lineal. Si seguimos actuando como hasta ahora es imposible acelerarse al ritmo de la sociedad”.

En este contexto surge su proyecto Acelera, con el que Mediapost apuesta por una transición hacia un nuevo modo de trabajo orientado a la innovación interna y apoyado en metodologías ágiles. Su objetivo es convertirse en una empresa de carácter dual, capaz de diferenciar explotación de exploración.

Lo explica Javier del Álamo, scrum master de Mediapost: “la explotación es la parte tradicional de una empresa, que utilizamos cuando surgen problemas, necesidades u oportunidades que nuestra experiencia nos permite solventar. La exploración, sin embargo, entra en juego cuando la solución es incierta o el problema muy complejo. Responde a una organización redárquica: se forman equipos donde no hay jefes, todos aportan y se responsabilizan por igual. Esta forma dinámica de trabajo se apoya en metodologías ágiles como Design Thinking, Scrum o Lean para presentar y corregir propuestas, en periodos o sprints de siete días, hasta dar con un prototipo que se pueda probar en la fase de explotación”.

El proyecto Acelera comenzó con la formación de 30 profesionales de Mediapost en metodologías ágiles, que ya están siendo implementadas en la empresa. Esta etapa del proyecto estuvo liderada por la consultora Cabrera M.C., que supervisó también los primeros meses de trabajo. “El mayor desafío fue el de proteger la agenda de innovación de las presiones del día a día” explica José Cabrera, CEO de Cabrera M.C. “Para lograrlo, fue crucial el apoyo decidido de la dirección, que demostró coraje en su disposición a probar nuevos enfoques y brindó un apoyo inquebrantable a los participantes durante todo el proceso”.

Este tipo de transformación cultural tiene unos beneficios demostrados: las metodologías ágiles aumentan en un 71% la capacidad de gestionar el cambio de prioridades, en un 66% la visibilidad del proyecto y en un 65% la alineación entre IT y negocio, según CollabNet. Como explica Cabrera, “la agilidad empresarial es la clave del éxito de empresas como Google, Facebook, Twitter o Amazon. No es una moda, está aquí para quedarse y producir un cambio radical en las organizaciones”.

Para adaptar este nuevo sistema de trabajo, ha sido necesario optimizar el rendimiento de los trabajadores, que han liberado un 15-20% de su tiempo para invertirlo en el proyecto Acelera. Además, se han generado nuevos espacios de trabajo, los “espacios Acelera”, con un aspecto diferente que permite desconectar del trabajo diario y sentir que se trabaja en algo nuevo. Y por supuesto, ha sido necesaria la implicación de los empleados de Mediapost. “Las personas son los pilares clave de esta transformación” afirma Rafael Rivera, responsable de innovación y tecnología de la compañía, “la innovación pivota en torno a ellas y nosotros les hemos querido facilitar la metodología para hacer posible este cambio. La aceptación ha sido muy buena, hay muchísima ilusión”.

“Este modelo es ventajoso para las empresas pero también tiene un efecto muy positivo sobre la empleabilidad de las personas que las componen, que se desarrollan como profesionales ambidiestros y adquieren conocimientos muy útiles” subraya Del Álamo. “Acelera ha sido el motor del cambio, lo que ha hecho que despertemos. El cambio no es un estado, es un proceso”.

Y estos procesos han trascendido a toda la compañía. Así lo asegura Ignacio Rodríguez, responsable técnico y de Geomarketing de Quantic: “me consta que en todas las áreas están surgiendo iniciativas en el entorno de Acelera que, o bien optimizan procesos actuales, o bien son totalmente innovadoras y de aplicación práctica. En Quantic estamos hablando de tecnologías tan innovadoras como el reconocimiento de imágenes, el IoT o la navegación indoor, todo ello dentro del terreno de la geolocalización y, por supuesto, aplicado al marketing”.

Para Ignacio Pi, el proyecto Acelera está teniendo unas consecuencias inmensamente positivas para Mediapost. “Hemos tenido que desaprender muchas cosas y dejar hueco para este nuevo conocimiento. El resultado es que ahora estamos todos con ganas de preparar nuevos proyectos y trabajar en equipo. Yo mismo trabajo como parte de estos equipos. Se están creando redes de forma periódica, diaria y recurrente, lo que está generando mucha satisfacción”.

Fuente Comunicae

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies