El negocio de la caza

El negocio de la caza ha generado millones de euros en España y cientos de miles puestos de trabajos. Además, ha generado importantes ingresos fiscales derivados de los impuestos de cazadores, los gestores de terrenos cinegéticos, etc. Por lo que se puede apreciar, lo que para muchos es una diversión, se ha convertido en todo un negocio, con amplias participaciones e intereses.

Cifras del negocio de la caza en España

La actividad de la caza que resultaba ser un método de sobrevivencia al origen de la humanidad, hoy se considera un negocio. Algunas cifras permiten ver el impacto que ha generado esta actividad y a continuación, serán analizadas.

De acuerdo a un informe del año 2018 de la Fundación Artemisan, más de cinco mil millones de euros se originaban de la actividad cinegética en España. También se puede mencionar la cantidad de licencias otorgadas para ejercer este tipo de actividades. Lo que deriva otras actividades comerciales relacionadas con el negocio de la caza.

Por otra parte, sigue en constante aumento la cantidad de piezas que se capturan en la caza mayor y menor. Las principales especies son ciervos, jabalíes, conejos, etc. Para comprender mejor el alcance, casi 44 millones de hectáreas son utilizadas para la caza en tierras españolas. De las cuales, Castilla y León representan el mayor porcentaje de uso, el segundo lugar lo ocupa Castilla-La Mancha; por último, Andalucía.

Los puestos de trabajo se calculan en 186.000, lo que engloba empleos directos, indirectos e inducidos. Respecto a los seguidores, se compara la actividad cinegética a importantes deportes como el fútbol y el baloncesto. Gracias a la cantidad de aficionados sin precedentes que registra.

Granjas cinegéticas

Las granjas cinegéticas son los espacios que generan altos ingresos en el negocio de la caza y facilitan las condiciones para que se realice. En estas granjas se crían especie comunes de la fauna silvestre de España, de las cuales muchas se encuentran en peligro de extinción.

Las extensiones de tierra utilizada son en su mayoría de titularidad privada, con solo un 2% públicas. El 95% de las especies utilizadas en la caza menor, provienen de las crías de las granjas cinegéticas. Una de las especies predilectas para la cría, es la perdiz roja.

Las grajas dedicadas a actividades cinegéticas siguen en aumento y forman parte de una tradición cinegética. Por ejemplo, en Ciudad Real existen más de 60 granjas cinegéticas. A lo largo del territorio existen diversas granjas y algunas no han sido registradas legalmente, pero se mantienen en funcionamiento y siguen aumentando.

Cazadores

Los protagonistas principales de este negocio son los cazadores. Se calcula que los gastos de un cazador se acercan a los 10.000 euros. La mayor parte de este monto se utiliza para obtener la licencia, la tarjeta del coto y el arma. Por ejemplo, en escopetasdebalines.com se presenta una gran variedad de escopetas y armas de gran demanda. Las cuales producen ingresos importantes.

El arma implica gastos entre 1.000 y 2.000 euros, en solo un aproximado medio. La industria de las armas registra ventas de más de 115 millones de euros en zonas donde las ventas han caído por la falta de licencias. Anualmente se disparan 350 millones de cartuchos de plástico y actualmente se fabrican cartuchos biodegradables. Este tipo de cartucho se elabora con materiales de origen vegetal que pueden desintegrarse fácilmente en la naturaleza.

Turismo cinegético

Por otra parte, las actividades cinegéticas han generado otros tipos de ingresos significativos. Se trata del turismo cinegético en el que participa una gran variedad de empresas. Las cuales proporcionan los elementos necesarios para llevar a cabo estas actividades. También se incluye el hospedaje, atención, alimentación y otras actividades relacionadas con el negocio de la caza. A esto se suma la creación de empleos en las zonas donde se lleva a cabo el turismo cinegético.

Carne de caza

Otro mercado que se suma al negocio de la caza tiene que ver con la obtención de carne de caza. Se creó la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza en representación de los productores de carne. Se comercializan más de 300.000 piezas de caza mayor, como el ciervo y el jabalí, etc. Y 500.000 piezas de caza menor, como la perdiz y el conejo.

Aunque el destino de consumo no es local, si se exporta a países como Francia y Alemania. Se exporta las piezas tanto congeladas como frescas. En España se dictan cursos en servicio de hostelería y escuelas de cocina para dar a conocer a la población las ventajas de la carne de caza.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies